Biografía de Alfredo Di Stefano





Alfredo Di Stefano
Los técnicos y estudiosos del fútbol discuten constantemente acerca de quién ha sido el mejor jugador de la historia. Los nombres de Di Stefano, Pelé y Maradona siempre figuran en tales debates. Mayor unanimidad existe a la hora de elegir al futbolista más completo. Tal honor suele ser adjudicado al primero de los antes citados. La Saeta Rubia, como fue apodado durante su etapa en activo, conjugó en su juego velocidad (de ahí su apelativo), regate, remate, técnica y una gran capacidad de lucha. En la imagen aparece durante su etapa en el Real Madrid, con el que ganó las primeras cinco ediciones de la Copa de Europa. En torno al espíritu de victoria que compartían, club y jugador llegaron a alcanzar tal punto de identificación que no podría entenderse la carrera de Di Stefano sin el Real Madrid, pero tampoco la leyenda del Real Madrid sin Di Stefano. Ni una historia del fútbol sin ambos.

Alfredo Di Stefano (1926- ), jugador y entrenador hispanoargentino de fútbol, considerado de forma unánime como el mejor de toda la historia de este deporte junto a Pelé y Diego Armando Maradona. Pese a que su demarcación era la de delantero centro, fue el futbolista más completo que jamás ha existido: capacidad goleadora, habilidad, regate, liderazgo en el campo y constante pundonor, fueron sus más características cualidades en los terrenos de juego.
2
TRAYECTORIA COMO FUTBOLISTA EN AMÉRICA
Alfredo Di Stefano Laulhé nació el 4 de julio de 1926 en la barriada de Barracas (Buenos Aires, Argentina). Su primer club fue el River Plate, con el que debutó en la Primera División de su país en 1945, con 19 años de edad. Fue cedido al Huracán la temporada siguiente, pero regresó al River en 1947. Este último fue el año de su consagración: alcanzó el título del Campeonato Argentino, resultó máximo goleador del mismo (con 27 goles) y fue convocado para formar parte de la selección nacional absoluta de Argentina que disputó el Campeonato Sudamericano (Copa América) celebrado en Ecuador. Argentina alcanzó el trofeo gracias a un gran equipo que, además de Di Stefano (quien jugó seis partidos y marcó otros tantos goles en aquella competición), integraban José Manuel Moreno, Félix Loustau y Néstor Raúl Rossi (los tres, compañeros suyos en el River), entre otros. En agosto de 1949 (tras la huelga de futbolistas profesionales argentinos acontecida en 1948), Di Stefano y Rossi marcharon a Colombia, donde los clubes adscritos a la Asociación Colombiana de fútbol (escisión de la Federación del mismo país) habían comenzado a contratar a las más importantes estrellas sudamericanas. Ambos ficharon por el Millonarios, al igual que Adolfo Pedernera (que también compartiera equipo con ellos en el River con anterioridad). Jugó con el club de Bogotá durante cuatro años (proclamándose en tres ocasiones campeón de Colombia) y, tras una dura pugna que enfrentó a los dos mejores clubes españoles, Real Madrid y Barcelona, por hacerse con sus servicios, fue el primero quien consiguió su contratación.
3
TRAYECTORIA COMO FUTBOLISTA EN EUROPA
Debutó en la Primera División de la Liga española el 27 de septiembre de 1953. Desde esa fecha, la biografía de Di Stefano se funde con la del Real Madrid y con la del fútbol español, europeo y mundial. El club de la capital de España vivió los momentos más brillantes de su historia gracias a un equipo plagado de figuras, entre las cuales, y además de Di Stefano, destacaron Raymond Kopa, Héctor Rial, Ferenc Puskas, Francisco Gento, José Emilio Santamaría, Luis Molowny y Miguel Muñoz, con todos los cuales llegó a jugar.
La Saeta Rubia (apelativo por el que fue conocido) conquistó con el Real Madrid las primeras cinco ediciones de la Copa de Europa (1956-1960), una Copa Intercontinental (1960), dos Copas Latinas (1955 y 1957), ocho títulos de la Liga española (1954, 1955, 1957, 1958 y 1961-1964) y una Copa de España (1962). Además, consiguió en cinco temporadas el Trofeo Pichichi (1954 y 1956-1959) como máximo goleador de Liga y recibió en dos ocasiones el Balón de Oro (1957 y 1959) que le acreditaba como mejor jugador de Europa, y en una el Balón de Plata (1956). En la Copa de Europa marcó 49 goles, que le permitieron retirarse como máximo artillero de la historia de esta competición (mantuvo tal condición hasta 2005, cuando su registro fue superado por Raúl). En 1964 fichó por el Español de Barcelona, en el que pondría fin a su carrera.
Nacionalizado español el 13 de octubre de 1956, jugó 31 partidos internacionales con la selección nacional absoluta de España, en los que marcó 23 goles (que le sirvieron para ocupar el primer puesto en la clasificación histórica de goleadores del combinado español hasta ser superado por Emilio Butragueño, autor de 26 dianas). Pese a ello, la mala suerte le impidió participar en una fase final de la Copa del Mundo: España no logró clasificarse para la de Suecia (1958); fue convocado por el seleccionador Helenio Herrera para la celebrada en Chile en 1962, pero una lesión le impidió jugar; y la de Inglaterra (1966) se disputó cuando ya se había retirado de los terrenos de juego.
4
TRAYECTORIA COMO ENTRENADOR Y POSTERIOR
Tras abandonar las canchas, entrenó sucesivamente al Elche (1968-1969), Boca Juniors (1969-1970), Valencia (1970-1974), Rayo Vallecano (1976-1977), Castellón (1977-1978), de nuevo al Valencia (1978-1980), River Plate (1981-1982) y en dos ocasiones al Real Madrid (desde 1982 hasta 1984, y en la temporada 1990-1991, formando tándem con José Antonio Camacho). También en esta faceta logró un granado palmarés. Así, entre los principales títulos que consiguió desde el banquillo se cuentan: un Campeonato Argentino con Boca Juniors (1970); una Liga española (1971), una Copa de España (1979) y una Recopa de Europa (1980) en sus dos etapas con el Valencia; y un nuevo Campeonato Argentino (1981) con el River Plate.
El 12 de enero de 1998, la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) le designó, junto a otros nueve míticos jugadores de todos los tiempos, para ingresar en el denominado Salón de la Fama de este organismo. En 2000, año en que fueron publicadas sus memorias bajo el título Gracias, Vieja, fue nombrado presidente de honor del Real Madrid por Florentino Pérez, elegido presidente madridista en julio de ese mismo año. En 2003, recibió de la Confederación Sudamericana de Fútbol el máximo galardón que concede esta institución: la Orden al Mérito en el grado de Gran Collar Extraordinario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores